Blog

Consejos de seguridad para salones de belleza

Con el COVID-19, estamos viviendo un momento díficil y de excepción, desde La Chica del Láser nos planteamos y te queremos ayudar con las medidas que hay que adoptar una vez se vuelva a retomar la actividad profesional.  Hemos querido recopilar algunas de las recomendaciones y medidas de higiene que pueden serte de utilidad para preservar la máxima seguridad laboral. Lógicamente, estas pautas están sujetas a las decisiones gubernamentales que se planteen de forma oficial en un futuro próximo ya que todavía no existe una normativa vigente.

ESPACIOS DENTRO DEL SALÓN Y DISTANCIAS DE SEGURIDAD
• Hay que respetar las distancias de protección establecidas. Lo ideal es mantener un margen de unos 2 m. Tener en cuenta esta distancia a la hora de recibir al cliente y prescindir del contacto en el saludo y mantenerlas durante toda la estancia en el centro.
• Para garantizar la distancia social es importante limitar el número de clientes. El aforo máximo dependerá de los metros cuadros de los que se dispongan. Lo mejor es organizar un calendario de reservas con cita previa.
• Readaptar el uso de los espacios de proximidad como por ejemplo lava-cabezas, tocadores, áreas de manicura y pedicura… lo ideal es mantener un espacio vacío por cada uno ocupado. También se recomienda la instalación de mamparas entre estos espacios para mayor seguridad.
• Establecer horarios del personal rotativos para evitar el máximo contacto posible y adaptar nuevos horarios de apertura.
• Entre profesional y cliente es complicado mantener esta distancia, por lo que es imprescindible el uso de mascarilla y guantes.
• Lavarse la manos con el protocolo establecido, las veces que sean necesarias, frotando con jabón durante 1 min. aproximadamente y restregar concienzudamente entre los dedos, abracando, si es necesario, parte del brazo. Realizar esta higiene, por ejemplo, entre cliente y cliente, después de tocar dinero u otros elementos comunes, tras quitarse guantes y mascarillas, antes de tocarse la boca, la nariz y los ojos, siempre que se haya estornudado…
• Utilizar, a menudo, el gel hidroalcohólico, incluso utilizándose guantes. Proporcionarle al cliente este gel para su higiene personal una vez ha entrado al centro y cuando se va.
• Fomentar el uso de papel desechable y tirarlo en un una basura con bolsa de plástico.
• Desinfectar e higienizar todo el material utilizado antes de cada tratamiento o servicio. No compartir estas herramientas. No utilizar bandorelas para guardar los utensilios de peluquería.
• Cubrir con un plástico y separar las chaquetas, bolsos y demás accesorios que se traigan de fuera, tanto de los empleados como de los clientes. También se aconseja cubrir con plásticos los sillones y demás asientos.
• Limpiar los embases de los productos antes de emplearlos.
• Desinfectar todas las zonas de trabajo, por lo menos, dos veces al día. En lugar de escoba, utilizar aspiradores o mopas para evitar levantar polvo.
• Es preferible proveerse de papeleras con sistema de apertura de pie y protegerlas con doble bolsa de plástico.
• No proporcionar comida y otros snaks al cliente. Se recomiendan los botellines de agua individuales. Si se dispone de dispensador de agua, utilizar siempre envases desechables.
• Retirar periódicos, revistas, catálogos… así como otros enseres que puedan compartirse entre la clientela, incluido los testers.
• Limitar el empleo de agendas de papel y utilizar, en su defecto, tablets u ordenador para agendar la próxima cita.
• Promover el uso de pago con tarjeta en lugar de metálico.
• Es preferible el uso de “manos libres” en aquellos teléfonos utilizados por varias personas.
• Mantener las puertas abiertas con cuñas para evitar el uso de los pomos.
• Se dispondrá de felpudos humedecidos con una solución de agua y lejía al 2% en las entradas y salidas al centro de trabajo.

MATERIAL PREVENTIVO Y NORMAS DE UTILIZACIÓN

• Todo el personal debe utilizar guantes y mascarillas, y si el cliente no lo lleva consigo, facilitarle dicho material.
• Seguir las normas establecidas para retirar tanto guantes como mascarillas, lavándose bien las manos después de quitárselas. Por ejemplo, se recomienda retirar la mascarilla desde las sujeciones y desecharla en una basura con bolsa de plástico tras su uso. Los guantes han de desinfectarse con gel hidroalcohólico varias veces durante su uso y cambiarlos con cada cliente. Hay que evitar tocarse la cara y áreas de mucosa con ellos.
• Utilizar uniformes de trabajo y no atender con la ropa de calle. Tras la jornada laboral, meterlo en bolsa de plástico y lavarlo posteriormente a una temperatura de 60-90ºC.
• Se recomienda calzado específico para los trabajadores de uso exclusivo en el salón.
• Los materiales que se les facilita a los clientes deben ser de uso único y desechables (gorros, zapatillas, batas, toallas…). En caso de emplear toallas, albornoces o cualquier tipo de ropa similar, asegurarse de que está recién lavada a una temperatura de 60-90ºC.